¿Cuáles son los pasos legales para comprar/adquirir una empresa?

Compartir en:

Si te encuentras en España con algunos jugosos ahorros en tu cuenta y no sabes cómo o dónde invertirlos, te sugerimos realizar el sueño de muchos comenzando con tu propia empresa, siendo tu propio jefe.

Comprar empresa

 

Podrías comprar una empresa que se encuentra en mal estado para levantarla desde los cimientos o bien comprar una franquicia, como hacen muchos, pero ¿cuáles son los pasos legales para comprar/adquirir una empresa? Primero y principal, debes contar con gente que te asesore y que ya tenga tiempo en ese campo, para que no sufras engaños ni cometas errores por falta de conocimiento.

Las ventajas de comprar una empresa que ya tiene su base es que te vas a ahorrar algo de tiempo y dinero, además de que los clientes que ya existían continuarán contigo, pero por otro lado las desventajas se encuentran en que debes realizar investigaciones a fondo para no encontrar sorpresas desagradables.

Comprar una empresa

Primero, debes considerar qué tipo de negocio vas a adquirir, porque todos tienen sus características. Una vez que hayas analizado esto, vamos a establecer dos acuerdos: uno previo con nuestro asesor, para lo cual será imprescindible que se cree un contrato de mandato, y un acuerdo entre quien vende y quien pretende comprar la empresa.

Después de la primera etapa, es necesario que investigues acerca del precio real del negocio que vamos a adquirir, evitemos que nos estafen, preguntemos a amigos, conocidos, colegas, Internet o la fuente que queramos a ver qué imagen tiene la gente de la empresa: ¿es una firma cara? ¿cuánto debería valer en el mercado? ¿qué tal sus acciones? Etcétera. Otro dato a tener en cuenta es cuánto pensamos ganar con este negocio, éstas son las utilidades.

Empresa


Las 50 ideas de Negocio que te pueden volver Millonario en este año 2017. Click Aquí para saber más


Vamos a hacer una cuenta realista de la mano de nuestra imaginación (sí, algo irónico, pero ya verás los resultados): debes dividir el monto de las utilidades netas que pretendemos obtener en un determinado lapso de tiempo, entre la tasa de retorno que pretendemos obtener, de acuerdo a la inversión realizada.

Para materializarlo un poco, vamos con un ejemplo: si pensamos que nuestra empresa podría producir 10 mil dólares anuales y consideramos que, por lo menos, podríamos obtener un 20 por ciento en retorno a nuestra inversión, deberíamos hacer la siguiente cuenta: 10000 / 0.20= 50000. Entonces, 50 mil será lo que realmente vale el negocio y lo que sugerimos que deberías ofrecerle a quien está vendiendo dicha empresa.

En cuanto a las obligaciones legales pregúntale a tu asesor todo lo que necesitas saber.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.