Cuadro de mando integral, todo lo que tienes que saber

Compartir en:

El cuadro de mando integral o también conocido con las siglas CMI, se refiere a una herramienta de gestión empresarial, la cual es muy utilizada y sumamente practica para medir cómo va evolucionando la actividad de la empresa y, en consecuencia, los resultados de la misma, mirado desde un objetivo estratégico y con una perspectiva general. En una empresa es utilizada por las altas jerarquías, como los gerentes, ya que constan con un valor importante porque contribuyen eficazmente en la visión empresarial, tanto a medio como a largo plazo.

A la hora de establecer y comunicar las estrategias corporativas de la compañía para alinear los recursos y las personas en la misma dirección, un cuadro de mando integral es de gran ayuda, puesto que no es una tarea que sea precisamente fácil de realizar 😛

Cuadro de mando integral

Gracias a los indicadores de control, tanto financieros como no financieros, se puede obtener periódicamente la información necesaria para un seguimiento paulatino de los avances de las estrategias y de cómo se desarrolla la visión de la empresa, logrando así que la toma de decisiones sea un poco menos difícil y más acertada, con mayor posibilidad de predicción en el cambio de los factores.

Implementar el uso de un cuadro de mando integral no sólo es aplicable a las pequeñas y medianas empresas, sino que también es recomendable que lo hagas en un negocio pequeño, ya que no tiene relevancia alguna el tamaño de la compañía, para obtener los beneficios que brinda.

Cuadro integral de mando

Para armar un cuadro de mando integral existen varios puntos de vista a analizar, aunque en no todos los casos son los mismos, a continuación vamos a citar los cuatro más frecuentes 😀

  1. Perspectiva de aprendizaje y crecimiento: Se basa en los recursos más importantes que tiene la empresa en la creación de valor, es decir las personas y la tecnología.
  1. Perspectiva de procesos internos: Brinda importantísima información con respecto a las diferentes áreas de la empresa y el grado en el que se desarrollan.
  1. Perspectiva del cliente: La satisfacción del cliente es sumamente importante y es un indicador fundamental, sin importar el rubro en el que se desarrolla la empresa. Influenciará en el posicionamiento de la empresa comparada con la competencia.
  1. Perspectiva financiera: Representa el objetivo más grande de las compañías financieras, el ánimo de lucro. Conseguir la mayor ganancia en cada inversión que se haya realizado.

Conclusión sobre el cuadro de mando integral

Armar un cuadro de mando integral, sin importar el tamaño de la compañía, es sumamente importante y beneficioso. Éste ayudará a obtener una visión más amplia para realizar el seguimiento detallado de cómo evoluciona nuestro negocio. Y por otro lado, ayuda a planificar las estrategias a medio y largo plazo más beneficiosas para la compañía que, además, genera información necesaria para la toma de decisiones, facilitándola 🙂


Las 50 ideas de Negocio que te pueden volver Millonario en este año 2017. Click Aquí para saber más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.