3.-Cómo retener a los buenos empleados.

Compartir en:

Con el paso del tiempo, hemos pasado de la Era Industrial a la Era del Conocimiento, y si antes la ventaja competitiva de toda empresa consistía en el capital, la tierra, los insumos, ahora la ventaja se centra meramente en el intelecto de las personas que laboran en la empresa. Son precisamente estas personas las que obtienen y desarrollan el conocimiento del cual dependen las empresas para mantenerse exitosas y adaptables ante el entorno y necesidades siempre cambiantes.

Esta es la razón del énfasis en el capital humano que se ha puesto en estos temas, porque frecuentemente es un factor que nos parece secundario, cuando por el contrario son los empleados los que sostienen una organización.

Todos hemos sido empleados y hemos pasado por todas las fases naturales, comenzando con la parte mas alegre: “La iniciación”. Es aquí donde nos sentimos motivados por nuestro nuevo empleo donde, en ocasiones,  no planeamos permanecer por mucho tiempo, sin embargo, en algún momento las cosas cambian. Esta etapa suele durar aproximadamente  de 6 a 12 meses.

Después del primer año viene “La adaptación”: En esta etapa ya sabemos si el trabajo y la empresa nos agrada y si nos desempeñamos bien ahí. Comenzamos a planear nuestra carrera dentro de la empresa y trabajamos con más seriedad, buscando escalar. Con el paso del tiempo vamos teniendo mas responsabilidades y todo parece marchar bien, al menos con regularidad, nos acostumbramos a la rutina diaria y comenzamos a notar que algunos de nuestros compañeros han sido promovidos o que han encontrado un mejor empleo en otro lugar, y es aqui donde después de un buen tiempo todos hemos caído en la etapa del “Agotamiento”, aburrimiento o descontento, nuestra productividad y chispa disminuyen hasta que decidimos que es momento de abandonar la empresa. Pero, ¿Porqué sucede esto? ¿Como podemos evitar que nuestros empleados (y digo “nuestros” porque si aún no lo somos, muy pronto seremos nuestro propio jefe) permanezcan contentos y leales a la empresa?

¿Porqué se quedan?

La razones principales por la cual un empleado permanece en una empresa es por que se identifica a si mismo con las actividades que esta realiza, disfruta lo que hace, se siente con la capacidad y el apoyo por parte de su gerente para desarrollarse en ese lugar, hay una buena comunicación, recibe retroalimentaciones, se le reconoce  el buen desempeño, se le permite aportar ideas, se le delegan responsabilidades, se le aprecia como empleado pero también como persona, existe una flexibilidad en la jornada del trabajador para poder atender cuestiones familiares o de salud, entre otras.

¿Porqué se van?

La mayoría de las veces el empleado abandona la empresa sin saber realmente la razón de su descontento, se van sin conocer las oportunidades de crecimiento que podía brindarles la empresa y lo que es aun peor, ingresaran a una nueva empresa sin saber que es aquello que no les gustaría experimentar de nuevo, cayendo en el mismo error una y otra vez.


Las 50 ideas de Negocio que te pueden volver Millonario en este año 2017. Click Aquí para saber más


¿Por qué la retención es más importante que nunca?

En un mundo de negocios cada vez mas competitivo, la retención de empleados es un factor vital para toda empresa por las razones que ya hemos leído anteriormente. Existen 3 razones fundamentales que explican lo anterior:

  1. La importancia creciente del capital intelectual en esta nueva era del conocimiento:

Como les comentaba, la Era Industrial donde lo importante eran los activos financieros y las máquinas ya quedo atrás, hoy en día el capital intelectual es la mayor ventaja competitiva pues gracias a las ideas innovadoras de sus empleados y a través de su trabajo las empresas encuentran el éxito.

  1. El costo de la rotación de personal

El costo de la renuncia de un empleado y el proceso de búsqueda, entrevistas, capacitación etc. para encontrar uno nuevo resulta elevado. Por otro lado, la productividad baja, se interrumpen muchas actividades, hay tensión, contratiempos,  lo cual también afecta a los empleados que aún permanecen, corriendo el riesgo de que sigan las intenciones del empleado que ha renunciado.

  1. La renuncia de un empleado también afecta a sus clientes:

Tratándose de que el empleado que ha dejado la empresa era un empleado valioso, tenga por seguro que muchos clientes ya se identificaban con el porque hacía muy bien su trabajo, se sentían ya en confianza y satisfechos por el trato recibido, y al ya no encontrar ese rostro familiar los clientes en muchas ocasiones pierden el interés por su empresa.

De manera que NO queremos rotación, queremos RETENCION. Pero OJO! Solo retención de los buenos empleados.

Soluciones para retener a  los empleados.

Contratación correcta: El primer paso para la retención

“Más vale prevenir que lamentar” dice el  refrán. De igual manera, contratar a las personas adecuadas puede ser su arma más poderosa, su oportunidad de  tener a los mejores empleados en el mejor lugar para ellos, porque ambos tendrán intereses afines, valores y visiones en común. De esta manera usted evitará gastar dinero, tiempo y esfuerzo en la retención.

Consejos para lograr que los buenos empleados se queden:

Confíe en su equipo. Delegue responsabilidades, demuestre que valora lo que hacen. Esto les permite aprender de errores y desempeñarse mejor, mientras que usted se libera de una parte de la carga de trabajo y puede enfocarse más en las cuestiones motivacionales.

Entable relaciones. Todos los días dedique tiempo a los empleados, valórelos también como personas. Averigüe que es lo que le gusta, cuales son sus intereses, que disfruta hacer, etc.

Dé las gracias. Demuestre aprecio y gratitud hacia las contribuciones que realizan los colaboradores, este pequeño gesto tendrá un efecto muy positivo en ellos.

Ofrezca beneficios y sueldos competitivos. En la medida que su negocio vaya en crecimiento, busque la oportunidad de beneficiar económicamente a sus empleados de acuerdo a sus atribuciones.

De oportunidades de crecimiento profesional a través de la capacitación. Este es un factor fundamental para  motivarlos a hacer carrera en la empresa en vez de buscar fuera de ésta.

Asegúrece de que conocen la historia de la empresa. Esto fortalece su sentido de pertenencia y apoyo. Aún si su empresa es joven,  comparta las visiones que tiene para la empresa y para todos ellos.

Y siempre mantenga una buena comunicación!

Finalmente, me gustaría concluir este tema haciendo énfasis al tema de la capacitación y desarrollo de empleados. Esto es de suma importancia porque además de que fortalece la productividad de sus empleados, les muestra interés, los motiva y los hace leales a la empresa.

Todas las empresas, sin importar el tamaño, pueden apoyar a sus empleados con capacitación y pláticas para conocer sus intereses y habilidades.

Ayúdese con las Evaluaciones de Desempeño que ya aprendió en este curso. Varias respuestas puede encontrar durante estas sesiones:

  • El actual cargo del colaborador  coincide perfectamente con sus intereses y destrezas.
  • El actual trabajo es muy adecuado para el empleado, pero podría ser mejor. En este caso identifique lo que se identificaría mejor con el empleado  y haga ciertas adaptaciones en la medida de lo posible.
  • El actual cargo es drásticamente inadecuado para el empleado. En este caso, usted puede ofrecer a sus colaboradores la oportunidad de re definir sus actividades de modo que su trabajo se acerque más a sus intereses.