10 razones por las que los negocios fracasaron en el 2014, los últimos son como baldazos de agua fría…

Negocios 2014: En estos tiempos de tecnología e internet, hacer un negocio parece más fácil y promete muchos más privilegiados que en anteriores épocas. Sin embargo, esa misma accesibilidad también pueden convertirse en un clamoroso fracaso. Aquí dejamos 10 razones que te pueden ayudar a entender el por qué.

Por internet los negocios también pueden fracasar con facilidad.
Foto: antenna.jp

1- Falta de experiencia en internet:

Que el mundo online pueda facilitarte ciertas cosas, no significa que este sea por sí mismo una fórmula mágica. Por desgracia, en eso confiaron muchos iniciados y de ahí vino que su fracaso esté garantizado. Todo requiere experiencia, y si no se tiene, pues hay que trabajar para obtenerla.

2- Carencia de originalidad:

Crear manualidades o vender productos en una página de Facebook es divertido y no requiere mucha inversión. Lamentablemente, esa aparente sencillez hizo que muchos olviden plantear algo que los diferencie de las cientos de páginas que ofrecían lo mismo.

3- Exceso de originalidad:

También ocurrió completamente al revés del punto anterior. Hay quienes “se pasaron de originales” y se enfocaron en algo que prácticamente nadie quiso.

4- Mal planteamiento:

Hubo gente que ignoró la gran importancia de definir bien su proyecto y el target ideal para el mismo, así como los mensajes y diseños apropiados para generar interés. El hecho de que estés invirtiendo poco dinero no significa que puedas descuidar esos aspectos.

5- Falta de estrategia en redes sociales:

No basta con una página web para que el negocio tenga frutos, tampoco con el facebook es suficiente. Una correcta alianza entre el facebook, twitter, youtube, vimeo, google adwords, etc es necesaria para mayores probabilidades de éxito. Muchos no consideraron eso.

Las redes sociales son poderosas si se las usa con estrategia.
Foto: christiambejarano.com

6- Ser “todista”:

Algunos se arriesgaron a impulsar el proyecto solos, lo que en muchos casos significó desarrollar ciertos aspectos con deficiencias fatales. Siempre es mejor recurrir al consejo o apoyo de un amigo con conocimientos de mercado, branding, transmedia, diseño, etc.

La tolerancia a la frustración es importante para buscar otras puertas.
Foto: www.revistagq.com

7- Dar el siguiente paso precipitadamente:

Hubo quienes al ver los frutos de sus primeros pasos, se animaron a ir más allá (invertir en un local, sacar un nuevo producto, unirse con X persona, etc) creyendo que la misma estrategia funcionaría y sin hacer análisis previos. Un error así puede destruir lo que empezó bien.

8- Subestimar la capacitación continua:

Muchos emprendedores, en especial los que iniciaron un negocio online, subestimaron lo necesario que es estar actualizado en tendencias de mercado. Para esto se requiere asistir a seminarios y talleres, los cuales algunas veces se pueden ver en internet.

9- Ver el negocio como una salvación:

Aunque ocurrió también en negocios físicos, pasó con más frecuencia en los on-line. Muchas personas desesperadas por dinero creyeron que los negocios por Internet son una solución rápida a los problemas económicos. Peor aun, lo poco ganado fue usado para gastos básicos, llevando el proyecto a la quiebra.

10- Poca tolerancia a la frustración:

Cuando sientes que algo es menos complicado te frustras con mayor facilidad, especialmente si lo que recibe el golpe es tu dinero. Muchos al ver que su idea logró poco o nada en los primeros meses, sintieron que su inversión fue un desperdicio y simplemente cerraron el libro.

Bonus!

Como un adicional, mencionaríamos: Pensar demasiado, los negocios es como la vida, si piensas mucho tampoco está bien, a veces, es más una cosa de actuar y punto.

Pensar que el éxito se llega en ascensor, pero la realidad son unas escaleras, es decir, no busques tantos atajos, trabaja!.

No insistir, y perder la fe.

Piensa fuera de la caja, es decir, piensa distinto al menos por un momento.

+ working – networking, en los últimos tiempos se ha hecho muy común las reuniones de networking para conocer a otros profesionales, pero aveces se pasa mucho tiempo ahí, y poco tiempo construyendo tu propio negocio.

Tú que más agregarías?